⭐Envíos gratis por compras superiores a $100 ⭐ ** Aplica únicamente en España Peninsula

¿No sabes cuál es el producto adecuado para tí?

Mitos y verdades sobre la fertilidad: Desmintiendo algunos mitos comunes sobre la fertilidad y explicando los hechos

Mitos y verdades sobre la fertilidad: Desmintiendo algunos mitos comunes sobre la fertilidad y explicando los hechos

Mitos y verdades sobre la fertilidad: Desmintiendo algunos mitos comunes sobre la fertilidad y explicando los hechos

Para las parejas que intentan concebir, la infertilidad a menudo sigue siendo una incógnita. Esto se debe a que desafortunadamente la infertilidad continúa siendo un tema tabú para muchas personas y por ende las parejas a menudo sienten timidez o vergüenza de hablar de sus problemas de infertilidad. Esta falta de diálogo e información puede crear mitos y conceptos erróneos que se aferran en la sociedad y adicionalmente puede llegar a afectar negativamente las decisiones que toman las parejas que buscan concebir. En este artículo, vamos a desmentir algunos de los mitos más comunes sobre la infertilidad y proporcionarles información valiosa sobre los factores que pueden afectar la fertilidad.

Mito 1: la infertilidad suele ser culpa de la mujer

Uno de los mitos más comunes sobre la infertilidad, es que suele ser culpa exclusiva de la mujer, cuando en realidad según el Instituto Nacional de Salud (NIH), un tercio de los casos de infertilidad son causados ​​por problemas reproductivos masculinos, un tercio por problemas reproductivos femeninos y un tercio por ambas partes o por factores desconocidos. Como podemos ver, la infertilidad no es problema exclusivo o en su mayoría de las mujeres, aunque en muchas culturas se culpe inmediatamente a la mujer, la realidad es que es un problema que afecta a los dos. 

Mito 2: Las mujeres no se pueden quedar embarazadas después de los 35 años

El mito de que las mujeres no pueden quedar embarazadas después de los 35 años, es común,  pero falso. Aunque es cierto que los años reproductivos óptimos de una mujer comienzan al final de la adolescencia y continúan durante la década de los veintes, muchas mujeres pueden tener embarazos saludables a edades más adultas. En España, por ejemplo, el 37,3% de las mujeres tienen su primer bebé después de los 35 años, según el informe Europeo de Salud Perinatal. Los expertos recomiendan que las mujeres que quieran tener hijos visiten a un especialista para evaluar su fertilidad y así puedan tomar decisiones informadas sobre cuándo ser madres. Es importante tener en cuenta que la edad puede afectar la fertilidad, pero no significa que sea imposible tener hijos después de los 35 años.

Mito 3: Ciertas posiciones sexuales mejoran las probabilidades de embarazo

Es importante destacar que no existe evidencia científica que respalde la idea de que ciertas posiciones sexuales aumenten las posibilidades de quedar embarazada o influyan en el sexo del bebé. El esperma eyaculado puede llegar rápidamente al cuello uterino y a las trompas de falopio en cualquier posición sexual, por lo que la elección de una posición específica no es un factor determinante en la concepción. Además, no hay estudios científicos que puedan demostrar que permanecer tumbada o con las piernas en alto después del coito, tenga un efecto significativo en las posibilidades de quedar embarazada. En general, lo más importante para concebir es tener relaciones sexuales regulares durante los días fértiles de la mujer.


Mito 4: Los hombres deberían usar boxers o calzoncillos holgados para ser más fértiles

Es importante tener en cuenta que la ropa demasiado ajustada puede afectar la producción de espermatozoides al aumentar la temperatura de los testículos. Normalmente, la temperatura en esta zona debe ser ligeramente inferior a la del resto del cuerpo, para favorecer la espermatogénesis. Aunque algunos expertos no ven una gran diferencia entre los diferentes tipos de ropa interior para hombres, los boxers pueden permitir una mejor regulación de la temperatura en comparación con la ropa interior más ajustada. La espermatogénesis es más eficiente en temperaturas más frías y una menor temperatura en los testículos puede favorecer la producción de espermatozoides. Por lo tanto, si estás tratando de concebir, puede ser una buena idea optar por ropa interior holgada para maximizar la salud y la producción de espermatozoides.

Mito 5: La salud general no afecta la fertilidad. Si mi padre o madre pudieron tener hijos, yo también podre

Es importante recordar que la salud general es el factor más importante que afecta a la fertilidad, tanto en hombres como en mujeres. Factores como el consumo excesivo de alcohol, la realización de demasiado ejercicio físico, tener un bajo peso o sobrepeso, fumar o estar expuesto a toxinas o disruptores endocrinos, pueden tener un impacto negativo en la capacidad de concebir. Además, aunque existe cierta prevalencia de ciertas condiciones de fertilidad en las familias, el hecho de que tus padres o abuelos hayan tenido muchos hijos o hayan concebido a edades avanzadas no garantiza tu propia fertilidad. Los expertos están de acuerdo en que nuestro estilo de vida y hábitos diarios pueden influir significativamente en nuestra fertilidad, ya sea de manera positiva o negativa. Por lo tanto, mantener un estilo de vida saludable y evitar hábitos perjudiciales, puede ayudar a mejorar las posibilidades de concebir con éxito. 

Mito 6: Si ya has tenido hijos no puedes tener problemas de fertilidad

Es común pensar que después de tener un primer hijo, concebir un segundo embarazo será fácil. Sin embargo, esto no siempre es el caso. La infertilidad secundaria se refiere a la incapacidad para concebir o llevar a término un bebé después de haber dado a luz previamente, y después de haber intentado durante un periodo de alrededor de un año. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), alrededor del 10% de las parejas en edad reproductiva experimentan infertilidad secundaria. En España, se estima que una de cada diez mujeres tiene dificultades para lograr un segundo embarazo exitoso. 

Mito 7: Tengo que ponerme muy en forma para quedarme embarazada 

El mito de que debes ponerte en forma para quedar embarazada, es una idea que puede ser perjudicial si no se maneja de la manera adecuada. La verdad es que no necesitas tener un cuerpo en forma para quedarte embarazada, pero un estilo de vida saludable puede ayudarte a concebir y tener un mejor embarazo. Estudios publicados demuestran que el ejercicio moderado puede aumentar las posibilidades de concebir, mientras que el ejercicio extenuante puede reducirlas. Por lo tanto, si deseas concebir, lo recomendable es mantener un nivel de actividad saludable y adecuado a tu estado físico, evitando el exceso de ejercicio. Es importante que consultes a un especialista si tienes dudas sobre tu nivel de actividad y su posible efecto en tu fertilidad.

Mito 8: Si te realizas un tratamiento de fertilidad  puedes elegir el sexo del bebé

La selección de sexo en tratamientos de fertilidad es una creencia común, pero la ley española de reproducción asistida solo permite elegir el sexo de los embriones por razones médicas estrictas. Aunque técnicamente es posible seleccionar el sexo de los embriones transferidos al útero, solo se permite hacerlo con la aprobación de la Comisión Nacional de Reproducción Asistida, caso por caso y cuando se busca prevenir una patología grave. Por lo tanto, las parejas o mujeres que acuden a las clínicas de reproducción asistida en busca de elegir el sexo de su bebé, deben saber que esta opción solo está disponible en situaciones médicas excepcionales.

Mito 9: Los hombres pueden tener hijos en edades avanzadas sin ningún problema 

Aunque la disminución de la fertilidad en los hombres es más lenta que en las mujeres, la edad aún puede afectar la calidad del esperma, incluyendo la motilidad, la morfología y la concentración. La fertilidad masculina comienza a disminuir a partir de los 40 años, con una disminución anual de hasta un 23% en la fertilidad a partir de los 39 años. Un estudio reciente sugiere que los hombres mayores de 40 años tienen un 30% menos de posibilidades de concebir en un período de 12 meses, en comparación con los hombres menores de 30 años. Es importante tener en cuenta que la edad del hombre también puede afectar la salud del bebé y aumentar el riesgo de ciertas afecciones médicas. Por lo tanto, es esencial que los hombres comprendan que la fertilidad masculina también se ve afectada por la edad y que se informen sobre las opciones disponibles para preservar su fertilidad en edades avanzadas. 

En conclusión, la infertilidad sigue siendo un tema tabú en muchas culturas, lo que da lugar a mitos y malentendidos. En este artículo, hemos desmentido algunos de los mitos más comunes sobre la fertilidad y hemos presentado los hechos según la opinión de los expertos.


Fuentes:

McKinnon CJ, Hatch EE, Rothman KJ, Mikkelsen EM, Wesselink AK, Hahn KA, Wise LA. Body mass index, physical activity and fecundability in a North American preconception cohort study. Fertil Steril. 2016 Aug;106(2):451-9. doi: 10.1016/j.fertnstert.2016.04.011. Epub 2016 Apr 25. PMID: 27125230.

Wise LA, Rothman KJ, Mikkelsen EM, Sørensen HT, Riis AH, Hatch EE. A prospective cohort study of physical activity and time to pregnancy. Fertil Steril. 2012 May;97(5):1136-42.e1-4. doi: 10.1016/j.fertnstert.2012.02.025. Epub 2012 Mar 15. PMID: 22425198; PMCID: PMC3340509.

Harris ID, Fronczak C, Roth L, Meacham RB. Fertility and the Aging Male. Rev Urol. 2011;13(4):e184-90.

Matorras R, Matorras R, Expósito A. Decline in Human Fertility Rates with Male Age: A Consequence of a Decrease in Male Fecundity with Aging?. Gynecologic and Obstetric Investigation. 2011;71:229-235.

Leave a comment

* Required fields

Please note: comments must be approved before they are published.