Sustancias y Medicamentos que Afectan la Fertilidad | Parte I

Sustancias y Medicamentos que Afectan la Fertilidad | Parte I

Cuando hablo con mujeres que quieren quedar embarazadas o que sufren de infertilidad, me sorprendo que la mayoría no tienen conocimiento, ni han escuchado, de los peligros y el impacto que pueden tener algunos medicamentos o tóxicos en la fertilidad. La mayoría están centradas en la dieta o los medicamentos para que puedan conseguir ese embarazo tan deseado, sin tener en cuenta un aspecto trascendental como es la exposición a diversas toxinas en sus rutinas diarias, que pueden estar afectando negativamente su fertilidad.

El Bisfenol A o BPA es una sustancia tóxica que puede afectar la fertilidad. (Imagen de Freepik)

BPA o Bisfenol A

Una de las toxinas, que se ha demostrado, es perjudicial para la calidad ovocitaria y la fertilidad es el BPA o Bisfenol A. Es una sustancia que se utiliza comúnmente en la fabricación de plásticos de uso habitual y de recibos de papel. En 1998, accidentalmente, la doctora Patricia Hunt y su grupo de investigadores del Case Western Reserve University, estaban estudiando el desarrollo de los óvulos de ratones de laboratorio y encontraron algo inusual.

Hubo un aumento dramático en el número de óvulos con cromosomas anormales y otras anomalías cromosómicas inusuales. Después de conducir una investigación exhaustiva, encontraron que el BPA estaba goteando de las jaulas plásticas y las botellas de agua usadas para los ratones. Para confirmar la causa de las anomalías cromosómicas, los investigadores empezaron a administrar dosis controladas de BPA a los ratones y ocurrió lo mismo. Concluyeron que sus recomendaciones eran relevantes para la fertilidad humana por la extraordinaria similitud en el proceso cromosómico de las dos especies.

Otras investigaciones

Después del descubrimiento de la Dra. Hunt, se han hecho otras investigaciones que han llegado a la conclusión que el BPA no solo es perjudicial para el desarrollo de los óvulos sino que también interfiere con las hormonas reproductivas (es un disruptor hormonal o endocrino). Numerosos estudios, han encontrado que niveles conmensurables de esta sustancia, se encuentran en poblaciones de todo el mundo y lo asocian con una amplia gama de implicaciones para la salud que van desde diabetes, obesidad y enfermedad cardiovascular hasta fertilidad como habíamos mencionado.

Y si es tan perjudicial para la salud, ¿por qué el BPA es legal?

Actualmente, el uso de Bisfenol A, aunque es controversial, sí está permitido. Se encuentran evaluaciones de riesgos realizadas anualmente y la EFSA (European Food Safety Authority) redujo la recomendación de IDT (Ingesta Diaria Tolerable) de 609 µg/kg de pc al día a 4 µg/kg de pc al día. 

En el 2011, la FDA (Food and Drug Administration) de Estados Unidos y La Unión Europea, restringieron el uso en los biberones de plástico y botellas para lactantes. Francia, por medio de un decreto en el 2012, suspendió la fabricación, importación, exportación y comercialización de cualquier envase de alimentos que contenga Bisfenol A.

¿Cómo afecta el Bisfenol A a la fertilidad humana?

Se publicó un estudio del Departamento de Obstetricia y Ginecología de la Universidad de California, donde mostraba una correlación entre niveles altos de BPA en mujeres que no conseguían un embarazo por medio de FIV (Fecundación In Vitro). En otro estudio, realizado en El San Francisco Center for Reproductive Health, se encontró que los óvulos de mujeres con niveles altos de BPA, tenían menores probabilidades de ser fertilizados, sugiriendo que el BPA afecta negativamente la calidad de los óvulos.

En otro estudio realizado en Hospital General de Massachusetts (MGH) Fertility Center, se demostró que el BPA impacta la respuesta ovárica a los medicamentos para la estimulación en FIV. Además, encontró que mujeres con altos niveles de BPA obtienen un número menor de óvulos por ciclo y afecta sus niveles de estradiol. Asimismo, investigadores de la Universidad de Stanford y de Nagoya City University Medical School en Japón, expusieron cómo el BPA puede incrementar el riesgo de abortos y anormalidades cromosómicas.

Son diversos los estudios que muestran estos efectos

Así como estos, encontré varios estudios de Universidades de gran reputación, donde se muestran los efectos adversos del BPA, no solo para la fertilidad femenina y masculina sino para la salud en general. Por eso, creo en la importancia y el deber de informar a las personas sobre las consecuencias negativas que tienen estos tóxicos y cómo podemos minimizarlas.

¿Cómo puedo reducir mi exposición al BPA sin llegar a la paranoia?

La buena noticia, es que hay pequeños cambios que podemos implementar en nuestra vida diaria que pueden reducir nuestra exposición al BPA. Con esto podemos disminuir las consecuencias negativas que tiene para nuestra fertilidad. 

Sería ideal que empezáramos a tomar estas medidas, de tres a cuatro meses antes de quedar embarazadas, pero nunca es muy pronto ni muy tarde para comenzar.

Tips para reducir la exposición al BPA

  • Reemplazar todos los contenedores plásticos que tenemos en nuestra cocina, donde almacenamos la comida, por unos de cristal, sobre todo los que usamos para refrigerar y para el microondas. 
  • No comprar ni reutilizar botellas plásticas de agua, compra una de cristal o de aluminio que puedas volver a usar. 
  • No te fíes de las etiquetas que dicen libre de BPA, porque pueden estar usando sustitutos como el Bisfenol B o S que pueden ser igual de tóxicos.
  •  Si puedes, compra alimentos envasados en cristal, en vez de enlatados. 
  • Usa tu propia taza de café en la oficina. Prefiere siempre cerámica o porcelana que desechables. 
  • Pide a los cajeros que te pongan el recibo de papel en la bolsa de compra, o si no lo necesitas no lo pidas. Lávate siempre las manos al llegar a casa.
  • Cocina en casa siempre que puedas, no solo disminuye la exposición al BPA sino que tendrás comidas más sanas.
  • Estos consejos también aplican durante el embarazo, para reducir la exposición y los riesgos que puedan afectar al bebé.

Recuerda, no todo es malo

No todo son malas noticias, un estudio reciente muestra que consumir más de 400 mcg de Folato natural, podría contrarrestar los efectos adversos del BPA. Este estudio de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard y el CDC (Centers for Disease Control), muestra que mujeres que consumían alimentos ricos en Folato, se beneficiaban de un efecto protector contra los efectos nocivos del BPA. Mujeres que consumían suplementos con Folato, no se beneficiaban de este efecto. ¿Por qué? Porque la mayoría de los suplementos vitamínicos no contienen la forma natural del Folato (ver nuestro articulo ¿todas las vitaminas son iguales?). Otra razón más por la que en Excellence Fertility decidimos usar Folato, la forma natural, en vez de ácido fólico que es la forma sintética.

 

Regresar al blog

Deja un comentario

Ten en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen.