Ya soy madre, ¿por qué no he podido quedar embarazada de nuevo?

Ya soy madre, ¿por qué no he podido quedar embarazada de nuevo?

Después de tener un primer hijo, podemos pensar que tener un segundo embarazo exitoso será fácil. Sin embargo, esto no siempre es cierto, y no estás sola.

La infertilidad secundaria, se define como la incapacidad para concebir o llevar a término un bebé después de haber dado a luz previamente y después de haberlo intentado durante un periodo aproximado de un año. Esta afecta alrededor del 10 % de las parejas en edad reproductiva de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS). En España, una de cada diez mujeres tiene dificultades para lograr un segundo embarazo. Además, la infertilidad secundaria afecta por igual tanto a hombres (30 %) como a mujeres (30 %); siendo un 20 % de los casos de causa mixta, y el 20 % restante de origen desconocido.

Aunque ya se tenga un hijo, la infertilidad secundaria aún puede ser muy dolorosa y causa de mucho estrés emocional para las personas que desean ser padres o madres de nuevo. Existen varios factores que pueden ser los causantes de la infertilidad secundaria en hombres y mujeres:

Causas de la Infertilidad Secundaria en mujeres

Calidad o cantidad de óvulos: una mujer nace con todos los óvulos que tendrá a lo largo de su vida, y ese suministro disminuye lentamente a medida que libera óvulos todos los meses durante su ciclo menstrual. Entonces, a medida que una mujer envejece, tiene menos óvulos y menos óvulos de buena calidad, ambos factores que reducen sus posibilidades de quedar embarazada de forma natural.  La calidad de óvulos comienza a declinar lentamente hasta los 35 años cuando el declive se acelera. Dicho esto, cada mujer es diferente y ese declive puede comenzar antes o después. Debido a que la fertilidad disminuye con la edad, es posible, e incluso común, que las mujeres que no tuvieron problemas para quedar embarazadas de su primer hijo tengan dificultades para concebir la segunda vez, cuando son mayores y menos fértiles.

Alteraciones con las trompas de falopio: los problemas con las trompas de Falopio pueden impedir que el óvulo llegue a los ovarios con éxito.

Problemas uterinos: la cicatrización de una cesárea o los fibromas también pueden causar infertilidad.

Endometriosis: La endometriosis es una causa muy común de infertilidad. Es una condición en la que el tejido que normalmente crece dentro del útero empieza a crecer fuera de este afectando los órganos reproductivos.

Síndrome de ovario poliquístico (SOP): un trastorno hormonal que hace que las mujeres tengan periodos prolongados o poco frecuentes. Los pacientes con SOP también pueden tener niveles excesivos de andrógenos (hormonas masculinas). Las pacientes con SOP a menudo desarrollan pequeñas acumulaciones de líquido alrededor de los ovarios que inhiben la liberación de óvulos.

Estilo de vida: un aumento en el índice de masa corporal  y/o ciertos medicamentos también pueden provocar disfunción ovárica y afectar su fertilidad.

Causas de la Infertilidad Secundaria en hombres

La infertilidad masculina es causada principalmente por problemas con el esperma, desequilibrios hormonales o problemas relacionados con su anatomía reproductiva.

Bajo conteo de espermatozoides: Los bajos niveles de testosterona, un conducto bloqueado e incluso ciertos medicamentos pueden causar un bajo conteo de espermatozoides.

Anomalías en los espermatozoides: los espermatozoides pueden tener una forma anormal o no ser capaces de alcanzar el óvulo correctamente como para que se produzca la fertilización.

Azoospermia: La azoospermia es cuando un hombre no tiene espermatozoides viables. Esto significa que su cuerpo produce esperma anormal.

Varicocele: Piense en un varicocele como una vena varicosa en el escroto. Esto puede elevar la temperatura en los testículos a niveles más altos de lo normal, lo que puede alterar la producción de esperma.

Anticuerpos antiespermatozoides: algunos hombres y mujeres tienen anticuerpos antiespermatozoides que les dificultan lograr un embarazo.

¿Cómo se diagnostica la Infertilidad Secundaria?

Las pruebas para diagnosticar la infertilidad secundaria son más o menos las mismas que para la infertilidad primaria en el hombre: historia clínica, examen físico y seminograma. En la mujer: un estudio hormonal, resultado de la hormona antimulleriana, una ecografía y exámenes adicionales dependiendo del caso en particular.

 

¿Puede una cesárea causar una Infertilidad Secundaria?

Es posible que las cicatrices pélvicas puedan afectar a los intentos posteriores de quedarse embarazada. También es posible que la formación de cicatrices de la herida quirúrgica en el útero, aunque no en un área donde se implantan embarazos, pueda tener efectos persistentes en el proceso de implantación. Esto no ocurre en todos los casos por eso es importante visitar al especialista para conocer las causas de la infertilidad.

¿Cuándo debo ver a un médico para la Infertilidad Secundaria?

Las pautas sobre cuándo debe consultar a un especialista en fertilidad por infertilidad secundaria son exactamente las mismas que para cualquier mujer que intente quedar embarazada por primera vez 

Se recomienda buscar ayuda si tienes menos de 35 años y estas intentado quedar embarazada durante un año sin resultados y si eres mayor de 35 años si los has estado intentando durante seis meses. 

Enfrentarte a un diagnóstico de infertilidad secundaria puede ser atemorizante y desconcertante a la vez, puede ser que te haya tomado por sorpresa y que no te sientas preparada para enfrentarlo pero es importante recordar que tienes opciones, que con los avances de la ciencia y la tecnología los resultados de los tratamientos de reproducción asistida cada vez son más prometedores y que vencer tus miedos y enfrentarte a la infertilidad es posible.

Regresar al blog

Deja un comentario

Ten en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen.