⭐Envíos gratis por compras superiores a $100 ⭐ ** Aplica únicamente en España Peninsula

¿No sabes cuál es el producto adecuado para tí?

Infertilidad: cómo enfrentarte a ella y vencer tus miedos

Infertilidad: cómo enfrentarte a ella y vencer tus miedos

Infertilidad: cómo enfrentarte a ella y vencer tus miedos

El solo pensamiento de tener que afrontar un diagnóstico de infertilidad, buscar una clínica de reproducción asistida para una consulta, de contar a tu familia o amigos, de esos minutos esperando el resultado de otro test, del miedo esperando la llamada de la cínica cada día para saber la evolución de el/los embriones, pueden asemejarse a una película de terror.

El camino de la infertilidad

El camino de la infertilidad puede ser largo, doloroso y plagado de miedos e inseguridades para muchos. La incertidumbre, la falta de control y los tratamientos a veces muy largos pueden ser un detonante para hacerte dudar y preguntarte si serás capaz o si es mejor abandonar la carrera a tiempo. 

Por experiencia personal, creo que es mejor arriesgarlo todo y hacer lo que esté a tu alcance para que todo salga bien, pero teniendo límites, tratando de no arriesgar tu bienestar emocional, económico o familiar. He escuchado de parejas que han perdido sus casas, todos sus bienes, sus amigos o hasta su familia mientras están en este proceso y muchas veces sin éxito, sin conseguir ese bebé tan anhelado. 

Por esta razón, esperamos poder ayudarte a enfrentarte a estos miedos con estos 8 consejos: 

Infórmate

Busca siempre información fiable y relevante, (Imagen de Freepik)

Cada vez encontramos más información fiable y relevante acerca de la infertilidad y las diferentes patologías. No te obsesiones ni pases cada minuto libre preguntando a Dr. Google, pero infórmate acerca de tu caso, de tus opciones y posibilidades. Intenta buscar fuentes y medios de información con credenciales respetables, ahora existen muchos doctores y profesionales calificados que publican información interesante y de calidad. También, muchas universidades, publicaciones y organizaciones ofrecen apoyo e información, al conocer tus alternativas podrás tomar decisiones acertadas y te sentirás más en control. 

No dudes en buscar apoyo

Los amigos, la familia, los grupos de apoyo o ayuda psicológica profesional, son buenos aliados si lo necesitas. En ciertos momentos, es difícil hablar de tu situación o enfrentarte a preguntas incómodas cuando estás intentando quedarte embarazada, pero encontrar personas con quien puedas desahogarte, compartir o incluso hacer preguntas, te hará sentir mucho mejor. 

Si no te sientes cómoda al hablar del tema con tu familia o amigos, existen comunidades y recursos, donde muchas personas que están pasando por lo mismo que tú, comparten sus inquietudes y experiencias.

Es importante tener límites

No te obsesiones, trata de poner límites y tener claro cuándo parar. (Imagen de Freepik)

Es una decisión muy personal, pero a menos que tengas recursos económicos ilimitados, muchísima voluntad y una salud de hierro, seguir indefinidamente con tratamientos de fertilidad puede desgastar tu salud, tus relaciones, tu bienestar y tu economía. Está claro que, desde el día uno no podrás saber hasta dónde estás dispuesta a llegar, pero creo que es beneficioso, durante el proceso, marcarse unos límites y tener un plan que te guíe.

Cuida a tu pareja

Los problemas de fertilidad pueden tener un fuerte impacto emocional para la pareja. No os olvidéis de ser un equipo, de compartir actividades, tener una buena comunicación, encontrar momentos de diversión y de intentar ponerse siempre en la posición del otro. 

Si no tienes pareja, aplica igualmente: no te olvides de ti, cuídate, mímate y ten momentos que te ayuden a reconectar contigo misma.

No tengas miedo de buscar una segunda opinión

Es importante escuchar segundas opiniones de especialistas y encontrar con el que te sientas cómoda. (Imagen de Freepik)

No nos podemos olvidar que los médicos son seres humanos, algunas veces lo que funcionó para alguien más no necesariamente funciona para ti. Es importante buscar una clínica y un doctor con el que te sientas cómoda, que te escuche y que no te trate como un número más.  En mi caso, fue la receta del éxito, encontrar a un profesional que me escuchó, que estuvo dispuesto a arriesgarse y que siempre me habló claro sin hacerme perder la esperanza. 

Tómate tu tiempo

Aunque todas y todos los que hemos pasado por este camino sabemos que el tiempo es oro en fertilidad, muchas veces necesitas parar, cambiar de aires, distraerte y preparar tu mente y tu cuerpo para afrontar lo que está por venir. Muchas veces por estar en una carrera contra el tiempo, el estrés y las preocupaciones no nos dejan tomar decisiones acertadas o simplemente nuestro cuerpo no responde como debería. Para, respira y tómate el tiempo que necesites para encontrar tu bienestar y fuerzas para seguir adelante.

Trata de disfrutar el camino

Aunque haya altos y bajos en el camino de la fertilidad, trata de disfrutártelo. (Imagen de Freepik)

Como todo camino, tiene sus momentos altos y bajos. Aunque parezca imposible, intenta disfrutar de los pequeños momentos y encontrar siempre el lado positivo de las cosas. Muchas personas han encontrado que la infertilidad les ha dado valiosas lecciones de resiliencia, paciencia, optimismo y les ha ayudado a conocer sus fortalezas.

Controla tus niveles de estrés

Probablemente sea uno de los consejos más complicados de poner en práctica, porque no quedar embarazada en el momento en el que lo deseas puede causar mucha tristeza, frustración y estrés.

La meditación, la visualización, las actividades de ocio, el ejercicio, recurrir a tu círculo de apoyo y la lectura, pueden ser de gran ayuda para mantener la calma y no dejarse consumir por los sentimientos negativos.

Dejar un comentario

* Necesario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados