¿Cuándo congelar mis óvulos y por qué?

¿Cuándo congelar mis óvulos y por qué?

Algunas mujeres, por falta de información, dejamos pasar nuestra mejor edad reproductiva sin tomar decisiones sobre la maternidad. Uno de los motivos más comunes suele ser que creemos que aún tenemos tiempo para pensar en ello. Muchas veces terminamos reaccionando tarde, cuando las posibilidades de ser madres biológicas se han reducido de forma drástica. No podemos olvidar que la edad puede ser una de las causas de la infertilidad femenina. Entonces, ¿cuándo debo pensar en congelar mis óvulos?

La mayoría de las mujeres usamos métodos anticonceptivos para evitar quedar embarazadas antes de los 30 años. Sin embargo, a esta edad también deberíamos empezar a pensar y planificar cuándo tener hijos para que, cuando estemos listas, no tengamos problemas para conseguirlo.

Planificar el futuro te ayudará a tomar una decisión informada. (Pexels)

Situación actual en España

La tendencia a tener el primer hijo a edades más tardías se hace cada vez más evidente. Según la Encuesta de Fecundidad de 2018 del Instituto Nacional de Estadística (INE), aproximadamente la mitad de las mujeres de 40 a 55 años declararon que habían tenido su primer hijo a una edad más avanzada de la que hubiesen deseado. Además, el promedio de retraso alcanzaba los 5 años.

El aumento de la edad a la que las mujeres españolas deciden ser madres en la actualidad no es casualidad. Las circunstancias socioeconómicas como la crisis sanitaria de la COVID-19, el aumento del paro, los trabajos precarios, la conciliación laboral, así como la ausencia de una pareja estable, son algunas de las causas que podemos resaltar. Además, podemos notar un cambio de paradigmas en la generación de los millennials, pues tienen como prioridad su formación profesional y buscar el éxito laboral dentro de un mercado cada vez más competitivo. 

[LEER MÁS: Mi pareja no quiere tener hijos y yo sí]

La conciliación laboral es uno de los motivos por los que se retrasa el tener hijos. (Pexels)

Ante estos escenarios, lo importante es que las mujeres podamos elegir desde el conocimiento y no caer en el error de esperar a que llegue el momento perfecto ignorando las consecuencias de retrasar demasiado los planes. No elegir a tiempo tener hijos puede significar que pierdes la posibilidad de elegir. Afortunadamente, la ciencia de la reproducción humana y sus avances nos proveen de técnicas que pueden ayudarnos a planificar la maternidad. Este es el caso de la preservación o congelación de óvulos.

¿En qué consiste congelar óvulos?

Son muchos los nombres que recibe este proceso: vitrificación de óvulos, almacenamiento de óvulos, crioconservación de ovocitos y criopreservación de óvulos. No obstante, todos nos permiten congelar  óvulos fértiles a fin de guardarlos en contenedores de seguridad con nitrógeno líquido a -196º C. De esta forma, cuando llegue el momento, estos se desvitrifican para ser fecundados en un laboratorio y producir así embriones que serán colocados en nuestro útero.

 

Si congelas tus óvulos puedes fecundarlos en un laboratorio a futuro. (Pexels)

Edad idónea para congelar tus óvulos

Aunque legalmente no existe una edad establecida para aplicar esta técnica, se recomienda hacerlo antes de los 37 años. Según Luciana Mantero, licenciada en Ciencias de la Comunicación (UBA) y periodista (TEA), autora de El deseo más grande del mundo. Testimonios de mujeres que quieren ser madres: “Hay que congelar los óvulos antes de los 30 años o lo más cercano posible a esta edad, porque es probable que esos óvulos no tengan calidad cuando se descongelen”.

Diversos estudios demuestran que a partir de los 35 años la calidad de nuestros óvulos empieza a disminuir y, llegados los 37, cae drásticamente. Por eso, plantearte congelarlos entre los 30 y 35 años puede ser una buena opción si deseas asegurar tu sueño de ser mamá biológica en un futuro y así poder tomar tus decisiones de vida con mayor tranquilidad.

Congelar tus óvulos es una forma de asegurar tu maternidad en un futuro. (Pexels)

Congelar tus óvulos para prevenir

Los estudios concluyen que la calidad de un óvulo joven siempre es superior a la de otro mayor. Pero esto no quiere decir que una mujer de 37 o 38 años no puede tener ovocitos de buena calidad. De hecho, puede concebir un embarazo sin complicaciones.

Como cada cuerpo es un mundo, para conocer cuándo deberías hacerlo puedes pedirle a tu médico una ecografía transvaginal para descartar patologías ginecológicas. Además, saber tu reserva ovárica mediante los valores de la hormona antimulleriana aporta mucha información a los profesionales. No puede faltar una analítica normal y un perfil hormonal para definir con más precisión la capacidad que tienen tus ovarios para generar folículos y de esta forma tomar decisiones informada.

Prestar atención a nuestro estilo de vida como hacer ejercicios de manera regular y mantener hábitos de alimentación saludables, son factores claves para preservar y prolongar nuestra salud fértil.

Regresar al blog

Deja un comentario

Ten en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen.