Hormona antimulleriana: valores normales y relación con la fertilidad

Hormona antimulleriana: valores normales y relación con la fertilidad

En la actualidad cada vez más mujeres están retrasando la maternidad por razones laborales, económicas o personales. Esta tendencia repercute en las crecientes tasas de infertilidad femenina. Es por eso que conocer el estado de la salud reproductiva, la fertilidad y planear la maternidad puede ayudar a las parejas a tomar decisiones pensando en un futuro que pueda o no ser lejano. Una de las pruebas que pueden ayudarte a tener una idea más clara de tu estado fértil analiza los niveles de la hormona antimulleriana. Aquí te contaremos cuál es su relación con la fertilidad y sus valores normales.

Las mujeres están retrasando cada vez más la maternidad. (Liza Summer para Pexels)

Hormona antimulleriana y reserva ovárica

La hormona antimulleriana (AMH), es producida en los folículos preantrales y antrales de los ovarios desde la pubertad hasta la menopausia. Los valores de esta hormona son el indicador para conocer el estado de la reserva ovárica y es utilizado para medir la fertilidad femenina. Es decir, indica el número de óvulos disponibles que tiene una mujer en un momento de su vida. La prueba consiste en una sencilla analítica de sangre que se puede realizar en cualquier momento del ciclo menstrual, a diferencia de otras hormonas que también evalúan la fertilidad, sin verse afectada por la toma de  anticonceptivos o por estar o no en ayunas. 

Los folículos son pequeños sacos localizados en los ovarios que contienen un óvulo inmaduro, también tienen otro tipo de células que producen estrógenos. Cuando un óvulo madura durante el ciclo menstrual, el folículo se rompe y el óvulo se libera para su posible fecundación. Es importante destacar que todas las mujeres nacen con un número finito de óvulos establecido que disminuye progresivamente con cada ciclo menstrual. Es decir, cada mujer al nacer tiene un número de óvulos que va “gastando” cada mes durante su ciclo menstrual.

Las mujeres nacen con un número limitado de óvulos que disminuye con cada menstruación. (Cottonbro para Pexels)
Los niveles de la hormona antimulleriana son un indicador de la reserva ovárica de cada mujer. Por tanto, dan a conocer la posibilidad de quedar embarazada al momento del examen
 
El número de ovocitos de una mujer está determinado desde las primeras semanas de embrión, cuando se encuentra todavía en el vientre de su madre. Después de la primera menstruación el cuerpo selecciona cada ciclo un ovocito (generalmente los de mejor calidad) para que crezca y pueda ser fecundado. El resto son los folículos primordiales restantes o reserva ovárica. 
Los ovarios son como las granadas, cada semilla es un conjunto de folículos que crecerán. (Pexels)

Dado que la AMH se produce solo en los folículos ováricos pequeños, los niveles sanguíneos de esta hormona se han usado como indicador del tamaño del conjunto de folículos en crecimiento en las mujeres. Investigaciones demuestran que el tamaño del conjunto de folículos en crecimiento está fuertemente influenciado por el tamaño del conjunto de folículos primordiales restantes (folículos microscópicos de reserva). Por lo tanto, se cree que los niveles de AMH en sangre reflejan el tamaño del suministro de óvulos restante o reserva ovárica.

Con el paso de los años los niveles de AMH en sangre y el número de folículos antrales ováricos visibles en una ecografía disminuyen. Las mujeres con muchos folículos pequeños, como las que tienen ovarios poliquísticos, tienen valores altos de hormona AMH y las mujeres que tienen pocos folículos restantes y aquellas que están cerca de la menopausia tienen niveles bajos de hormona antimulleriana.

Niveles de la hormona antimulleriana

Alta: más de 3.0 ng/ml

Normal: 1.0 a 3.0 ng/ml

Baja: menos de 1.0 ng/ml

Importancia de conocer los valores de la hormona antimulleriana

  • En primer lugar, para conocer la reserva ovárica de cada mujer y sus posibilidades de quedar embarazada. La información es poder así que conocer sus posibilidades puede ayudar a la toma de decisiones a futuro. Por ejemplo, muchas mujeres que descubren que tienen una baja reserva ovárica optan por congelar sus óvulos para adelantar o retrasar la maternidad. Así, en cualquier caso tienen la opción de elegir. 
  • También puede ayudar a diagnosticar trastornos o síndromes (ovario poliquístico, el fallo ovárico prematuro o la menopausia precoz).
  • Estudios arrojan que valores normales o altos de la AMH permiten conseguir mejores resultados al realizar FIV con más cantidad y mejor calidad de óvulos. Sin embargo, gracias a los nuevos avances en protocolos personalizados, mujeres con niveles bajos también pueden tener rangos moderados de éxito. 

[LEER MÁS: ¿Por qué no todas las vitaminas son iguales?]

Es un indicador del aquí y ahora

Los valores de la hormona antimulleriana muestran la reserva ovárica en ese momento, pero no pueden predecir si se conseguirá un embarazo en el futuro.  Un resultado normal tampoco significa que va a permanecer igual de forma constante. Tampoco puede indicar cómo o cuándo su fertilidad va a disminuir, ya que esto ocurre diferente en cada mujer.

El resultado del examen de AMH no predice si se conseguirá un embarazo en el futuro. (Tima Miroshnichenko para Pexels)

No obstante, la hormona antimulleriana no es la única prueba que se utiliza para evaluar la fertilidad en la mujer, se recomienda hacer otras pruebas como el recuento de folículos antrales, las hormonas FSH, LH, prolactina y estradiol, así como exámenes específicos adicionales que puede pedir el especialista respectivo. 

¿A qué edad y quién se puede hacer este examen?

Se recomienda a partir de los treinta años o antes, si tiene antecedentes de menopausia precoz. Se la puede realizar cualquier mujer con una orden médica. 

El valor de la hormona antimulleriana no es el único resultado para determinar qué opciones puede tener una mujer para quedar embarazada. Se debe tener en cuenta también que la AMH no esn indicador de la calidad de los óvulos ni es el único valor a tener en cuenta para predecir el éxito o fracaso de un tratamiento de reproducción asistida. También es importante recordar que algunas mujeres con ovario poliquístico pueden tener valores elevados y mujeres con fallo ovárico prematuro pueden tener valores muy bajos antes de los 35 años. 

Regresar al blog

Deja un comentario

Ten en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen.