Calidad Embrionaria: ¿Se deben trasplantar embriones de menor calidad?

Calidad Embrionaria: ¿Se deben trasplantar embriones de menor calidad?

Cuando llegamos a la transferencia embrionaria, es una pequeña victoria el obtener embriones para transferir. Sin embargo, todavía no hemos terminado el proceso; continuamos con la escogencia de los embriones y la implantación. Actualmente, la mayoría de las transferencias se realizan en el día 3 o el día 5 y se recomienda no transferir más de dos embriones a la vez para minimizar el riesgo de complicaciones para la madre y para el feto. Los embriones se clasifican por su apariencia morfológica y los especialistas junto con los pacientes, tienen que escoger los embriones a transferir. Usualmente se transfieren los embriones de mejor calidad, pero ¿qué pasa cuando no tenemos embriones de buena calidad? 

Es una pequeña victoria el obtener embriones para transferir

Los embriones se clasifican como buenos, regulares o malos según su apariencia morfológica y se utiliza la clasificación ASEBIR (Asociación para el Estudio de la Biología de la Reproducción). Hace unos años, ASEBIR consideró necesario recoger en un documento de consenso, aquellos parámetros que debían considerarse para clasificar los embriones en diferentes estadios de desarrollo y creó una categorización que va desde la A hasta la E, siendo la A los embriones de mejor calidad. 

Tipos de embriones

  • Categoría A o embrión de 1ª: Óptima calidad embrionaria y máxima capacidad de implantación.
  • Categoría B o embrión de 2ª: Buena calidad embrionaria y elevada capacidad de implantación.
  • Categoría C o embrión de 3ª: Embrión de calidad media con una capacidad media de implantación.
  • Categoría D o embrión de 4ª: Embrión de no muy buena calidad con baja probabilidad de implantación.

Los embriones de baja calidad no son seleccionados para la transferencia, ni para la crioconservación

No queremos entrar en tecnicismos y hablar de las características de cada clasificación, eso se lo dejamos a los expertos, pero queremos mostrar los resultados de estudios recientes sobre las transferencias con diferentes tipos de embriones.

En general, los embriones de baja calidad no son seleccionados para la transferencia, ni para la crioconservación (congelación) y a menudo se descartan porque se cree que su potencial de implantación es menor y tienen mayor riesgo de producir abortos espontáneos. Pero no existe suficiente evidencia científica que muestre esa correlación.

¿Qué dicen los estudios?

Un artículo publicado en Agosto de este año, realizado en la Johns Hopkins University School of Medicine, estudió 5869 ciclos de FIV (fecundación in vitro) y encontró que la calidad morfológica del embrión no se asocia con un bajo peso al nacer ni con mayores riesgos de PEG (pequeño para edad gestacional) o LGA (grande para edad gestacional).

Otro estudio realizado en la prestigiosa Universidad de MacGill, comparó los resultados de embarazos únicos resultantes de transferencias de embriones de buena y mala calidad, luego concluyó que los embarazos resultantes de la transferencia de un embrión de mala calidad fueron comparables a los de la transferencia de un embrión de buena calidad, pues no se asociaron con mayores resultados obstétricos o perinatales adversos. Las características demográficas y la edad materna eran similares y aunque el objetivo del estudio era evaluar los riesgos obstétricos y perinatales asociados con la calidad del embrión, se encontró que las tasas de embarazo eran casi dos veces más altas con embriones de buena calidad. 

Estos hallazgos pueden tranquilizar a las mujeres de que, aunque la posibilidad de un embarazo clínico con un solo embrión de mala calidad es menor que con un embrión de buena calidad, una vez que se logra un embarazo tiene probabilidades similares de tener un bebé sano.

Todos los embriones pueden derivar en un embarazo sano

Respondiendo a una de las preguntas más frecuentes con respecto a la viabilidad de los embriones, es necesario aclarar que todos los embriones que se transfieren tienen posibilidad de derivar en embarazo. Sabemos que estadísticamente los embriones de 1.ª categoría tienen más posibilidades, hablando de casi un 60% de probabilidad cuando se transfieren 2 embriones de 1.ª categoría.  La decisión de qué embriones transferir recae en los especialistas y los pacientes. 

Es necesario aclarar que todos los embriones que se transfieren tienen posibilidad de derivar en embarazo

¿De qué depende el embarazo?

Es importante enfatizar que las posibilidades de embarazo no recaen simplemente en la calidad del embrión, otros factores como la edad y la receptividad del endometrio también influyen en las posibilidades de quedar embarazada. 

A partir de los 40 años y con ovocitos propios, las tasas de embarazo disminuyen, hablando de un máximo de 20%, es decir por cada 10 mujeres que se transfieren embriones, 2 consiguen quedar embarazadas.

¿Qué calidad tienen los embriones congelados?

Algunas veces se decide criopreservar o congelar los embriones por diversas razones. La calidad de los embriones congelados es la misma en el momento de la congelación que una vez descongelados, es decir, presentan las mismas características morfológicas. Puede pasar que, al seguir con su desarrollo pasadas unas horas, estas características cambian y en estos casos se le asigna otra categoría al embrión. 

¿Cuál es la calidad de los embriones de ovodonación?

Los embriones obtenidos por ovodonación provienen de óvulos de mujeres jóvenes y sanas, por lo que la gran mayoría serán de grado A o B con alta probabilidad de implantarse. Las tasas de embarazo de Fecundación in Vitro FIV con ovodonación son del 57,5% según los datos publicados por la SEF en España.

 

Regresar al blog

Deja un comentario

Ten en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen.